Pan Naan de calçots con Romesco

receta de pan naan de calçots para dipear con salsa romesco.

Salsa Romesco con aceite de girasolRomesco con Aceite de Oliva

Y seguimos una semana más con nuestras recetas de calçots

Estamos en plena temporada, y aunque nos encanta disfrutarlos en una calçotada, también nos encantan en otras elaboraciones como la quiche, las croquetas o una crema vichyssoise de calçots. Vamos a aprovechar que estamos en temporada y disfrutar de ellos unas semanas más, con esta receta de pan naan de calçots para dipear en Salsa Romesco. Una receta para compartir en pareja o entre amigos.

Consulta nuestra sección Caprichos de Calçots para ver todas las recetas que hemos elaborado con ellos.

Imprimir receta
Pan Naan de calçots con Romesco
Pan Naan de calçots con Romesco
Tiempo de preparación 30 minutos
Tiempo de cocción 10 minutos
Raciones
panes
Ingredientes
  • 300 g harina de fuerza
  • 10 g levadura de panadero
  • 1 yogur griego
  • 100 ml leche tibia
  • 1 c/g aceite de girasol
  • 1 pizca sal
  • 2 c/g mantequilla ghee o mantequilla derretida
Salsa utilizada
  • Salsa Romesco Olivera d'Atenea
Tiempo de preparación 30 minutos
Tiempo de cocción 10 minutos
Raciones
panes
Ingredientes
  • 300 g harina de fuerza
  • 10 g levadura de panadero
  • 1 yogur griego
  • 100 ml leche tibia
  • 1 c/g aceite de girasol
  • 1 pizca sal
  • 2 c/g mantequilla ghee o mantequilla derretida
Salsa utilizada
  • Salsa Romesco Olivera d'Atenea
Pan Naan de calçots con Romesco
Instrucciones
  1. Tamizamos la harina y la disponemos sobre la mesa en forma de volcán. Diluimos la levadura en la leche tibia y la vertemos en el volcán de harina, junto con la sal, el yogur y el aceite. Mezclamos con cuidado y amasamos. Dejamos reposar en un bol untado con aceite hasta hasta que doble el tamaño.
  2. Mientras, cortamos los calçots en juliana y los salteamos en una sartén con un poco de aceite. Cuando estén doraditos los sacamos del fuego y dejamos que se enfrien un poco.
  3. Pasado el tiempo de reposo de la masa, amasamos de nuevo y hacemos bolitas de unos 60 gramos. Cogemos una bolita y una cucharada de calçots y lo mezclamos bien hasta que se integren los calçots. Aplastamos con los nudillos y estiramos con el rodillo hasta conseguir una masa fina.. Así con todas las bolitas.
  4. Colocamos las porciones de pan en una bandeja de horno con papel sulfurizado untado con aceite y dejamos reposar unos 20 minutos más. Pintamos con la mantequilla derretida y horneamos, en horno precalentado, unos 10-12 minutos a 220º.
  5. Servimos los panes Naan envueltos en un trapo caliente para que se mantengan tiernos y acompañamos con un cuenco de salsa Romesco para ir dipeando.
Volver