Zoodles, los espaguetis más healthy

Su nombre es la fusión de los vocablos Zuchinni (calabacín en italiano) y Noodles (fideos en inglés). Seguramente has oído hablar de ellos en Pinterest, Instagram o TikTok. En los últimos años, este tipo de «recetas helathy» se han puesto muy de moda en las redes sociales. Platos ligeros, bajos en calorías, fáciles de preparar y creativos.

Aunque su nombre hace referencia al calabacín, puedes preparar Zoodles con muchísimas otras verduras e incluso frutas. Busca aquellas verduras de temporada que más te gusten (zanahoria, pepino, puerro, calabaza de verano, remolacha…).

Los zoodles son una alternativa saludable y baja en carbohidratos, a la pasta tradicional. Además, combinan muy bien con una amplia variedad de salsas y condimentos. Pero son mucho más que un saludable sustituto de la pasta.

¿CÓMO PODEMOS HACER ZOODLES?

Hacer los zoodles es muy fácil. Tenemos varias opciones, desde los gadgets más modernos hasta un simple pelador de patatas.

*Con un pelador de verduras: haciendo tiras. Una vez quitada la piel, o no, dependiendo del vegetal, seguimos laminando intentando hacer láminas bien finitas.

*Con un espirilizador. Es la manera más rápida y cómoda. Tan sólo tienes que cortar la verdura dejando uno de los extremos planos. Fija esta parte plana al mecanismo. Una vez esté la verdura colocada, con una mano tendrás que girar la manivela de forma manual. Las cuchillas del espiralizador se encargarán de hacer el resto. 

*Con la mandolina. Sólo tienes que poner la verdura sobre ella, colocar la cuchilla adecuada para el tipo de corte que quieres, y pasar el vegetal. Pásalo tantas veces como sea necesario para cortarlo por completo.

Cuando ya tienes los zoodles en tiras finas, elige la textura que te gusta más. Puedes consumirlos crudos, cocerlos o incluso cocinarlos al vapor o al microondas. ¡Como más te guste!

Crudos, como base de una ensalada, los zoodles añaden una textura refrescante y crujiente. Mezcla la hortaliza con los ingredientes que más te gusten. Son algunas ideas los ‘zoodles’ de calabacín con salmón ahumado o tomates ‘cherry’ y queso de cabra.

Salteados. Vuelta y vuelta en una sartén con un poco de aceite de oliva. ¡Quedan ideales si les añades un toque de limón, ajo y gambas!

Microondas. Tan solo bastan 30 segundos para que pierdan la firmeza de la verdura cruda.

Cocidos: introdúcelos en agua hirviendo durante uno o dos minutos para que estén «al dente». Después, escúrrelos como harías con la pasta.

Aquí te dejamos un link con recetas de Zoodles muy interesantes y que tiene muy buena pinta. ¡Cuéntanos como los preparas tu!